Err

CARROS PARA SUPERMERCADOS

Un supermercado debe tener a su disposición un amplio número de carros para que cada cliente pueda transportar sus productos a comprar. Estos deben a su vez ser fáciles de manejar y con espacio suficiente para satisfacer las compras diarias.
Los carros de supermercado deben ser seguros, sin esquinas filosas que puedan lastimar la piel o el rostro de los niños, y con garantía de ello. La incorporación de cestas para bebés con cintos de seguridad es un agregado especial que brinda calma a los padres durante sus compras.
Una característica especial es que cada carro puede ser personalizado por el negocio, mostrando su marca en ellos o el eslogan en el agarre del carro.
Cada carro debe ser capaz de mantenerse en funcionamiento por mucho tiempo, por lo que la durabilidad y la capacidad de soportar el uso constante son cruciales. Esto quiere decir que deberá adaptarse a las necesidades del supermercado, los espacios de los pasillos y el suelo mismo.
El principal material de estos carros de supermercado es el plástico debido a su facilidad de maleabilidad, durabilidad y por ser reciclable. Los carros metálicos pueden ser más difíciles de manejar, por lo que no se recomiendan para supermercados con curvas muy cerradas.